Hernán Rivera: Juan Rulfo es uno de mis dioses

CIUDAD DE MÉXICO (CNNMéxico) — “¡Estoy como pisando todavía en algodones! Pisando como en el aire”, exclamó el escritor Hernán Rivera Letelier en diálogo exclusivo con CNNMéxico.

El chileno fue galardonado con el Premio Alfaguara de Novela por su obra El arte de la resurrección, escogida entre las 539 candidatas.

Completamente autodidacta, el escritor chileno contó que sus grandes inspiradores son los escritores del boom latinoamericano. “Yo sencillamente soy un contador de historias. Yo escribo y punto. Yo de literatura no sé nada”, confesó, con la humildad de un niño.

“Juan Rulfo es uno de mis dioses. Julio Cortázar, Gabriel García Márquez, Jorge Luis Borges, Leopoldo Marrechal, Mario Vargas Llosa, todos ellos son mis grandes maestros”, enumeró el ganador, vía telefónica desde su casa en la ciudad de Antofagasta.

La novela es la historia de un personaje que, en los años 30 y 40, se dedicó a predicar en el desierto chileno de Atacama.

“En el año 31, este hombre predicaba desde el valle de Elqui, vestido como Cristo, vestido con una túnica, con sandalias, el pelo largo y barba larga; bendiciendo, bautizando, haciendo milagros, y el pueblo lo seguía por las calles de las plazas. La gente estaba como abandonando las iglesias y las misas por andar de este personaje: analfabeto, pero cuando se ponía a hablar fascinaba a las multitudes. Por más de 20 años anduvo predicando”, comentó.

Rivera Letelier vivió en ese desierto por más de 45 años, de los cuales, 30 los dedicó a trabajar en una minería inhóspita que oscila entre los 46 grados de temperatura en el día y los 10 grados bajo cero en las noches.

“Entré (a la minería) a los 15 años y trabajé hasta los 45. Mi papá también era minero y se murió de la silicosis, que es la enfermedad de los mineros. De tanto respirar y tragar polvo, se le va acumulando en los pulmones y al final se mueren ahogados”, contó a CNNMéxico.

De joven era el único que usaba la biblioteca de su pueblo y empezó a escribir, literalmente, “por hambre” a los 21 años.

A lo largo de carrera, Rivera Letelier ha publicado: “La reina Isabel cantaba rancheras”, “Himno del ángel parado en una pata”, “Fatamorgana de amor con banda de música”, “El fantasista”, “Mi nombre es Malarrosa” y “La contadora de películas”, entre otras novelas, cuentos y poemas.

ao topo